La Pregunta es: ¿Qué es lo que hacen la Profepa y la Zofemat en Mazatlán y el Sur de Sinaloa?

La Pregunta es Qué es lo que hace la Profepa y la Zofemat en Mazatlán y el Sur de Sinaloa 2022 a

Puntos Calientes

En Mazatlán vamos para 15 años de intenso crecimiento inmobiliario, portuario, comercial, habitacional y turístico, ante ello, las presiones negativas que ejercen estos crecimientos a todos los entornos, principalmente a los naturales, son, por decir lo menos: criminales

Por todos los rumbos de Mazatlán y su zona de influencia se ven desarrollos inmobiliarios turísticos y habitacionales comunes, las invasiones de zonas comunes son el pan nuestro de cada día, la devastación de zonas naturales se ha convertido en el deporte favorito de los inversionistas y de igual forma para funcionarios corruptos que permiten o se hacen de la vista gorda ante tantos delitos

No obstante, existen honrosas excepciones al respecto, y a quienes encabezan estas contadas excepciones, les dedicamos nuestros más amplios reconocimientos y respeto  

La pregunta que nos hacemos es: ¿qué están haciendo la Profepa y Zofemat ante tantas violaciones a las leyes establecidas y sus reglamentos?. Porque en el portal del gobierno federal las cosas se pintan como si todo estuviera en orden, pero en ¡los hechos, al menos aquí, en Mazatlán, el salvajismo modernista es impresionante e impune…

Sabemos que entre nuestros lectores existen muchas personas que están ocupadas en estos temas, pero tal vez no estén del todo informadas sobre el qué hacer en estos casos, bueno, a todas estas personas, a nuestros lectores y también a quienes despedazan a Mazatlán, les transcribimos la siguiente información emitida por el propio gobierno federal a través de Profepa…

Los Dos Rostro del Estero del Infiernillo de Mazatlán 2021
Vendedores Ambulantes en Playas de Mazatlán Reactivan su Economía Post Covid - 19 2020 4

Comunicado Profepa

México cuenta con una extraordinaria diversidad biológica; sin embargo la presión sobre los recursos naturales aumenta día con día y el efecto sobre los ecosistemas se manifiesta notablemente en la pérdida de especies y en la fragmentación de su hábitat.

Gran parte de esta diversidad se concentra en las costas de México, a lo largo de los aproximadamente 11,000 km. de litoral, que albergan los 167 municipios costeros, en las 17 entidades federativas costeras del país. Debido al crecimiento poblacional, así como al incremento de la inversión privada, en los últimos años se ha detectado una mayor presión ambiental en los litorales, lo que ha traído nuevas formas de ocupación y aprovechamiento de recursos naturales.

El desarrollo turístico inmobiliario en las costas (construcción de infraestructura básica, hoteles, condominios, campos de golf, marinas, obras complementarias, entre otros) ocasionan fuertes presiones ambientales a los ecosistemas costeros, los cuales son considerados frágiles (manglares, arrecifes, duna costera, marismas, etcétera), principalmente por la falta de una adecuada planeación y la inobservancia de la normatividad ambiental por parte de los inversionistas, ya que desarrollan sus proyectos turísticos sin contar con las autorizaciones federales ambientales (autorización de impacto ambiental y cambio de uso de suelo forestal) y patrimoniales (concesión, permiso o autorización).

Los principales impactos ambientales negativos generados por el desarrollo de infraestructura turística son:

• Modificación y destrucción del hábitat de flora y fauna terrestre y acuática.

• Cambios de uso de suelo forestal.

• Generación de residuos peligrosos.

• Contaminación de suelos y cuerpos de agua por emisiones líquidas (descargas de aguas residuales, aceites, lubricantes e hidrocarburos).

• Introducción de especies exóticas.

• Emisión de ruidos y vibraciones por el empleo de maquinaria pesada.

• Alteración de dunas costeras.

• Obstrucción de cuerpos de agua superficiales y subterráneos.

• Remoción de vegetación de manglar por la apertura de caminos, zonas de tiro, bancos de explotación e instalación de campamentos y oficinas.

Desde el punto de vista patrimonial, el desarrollo turístico ha generado:

• Ocupación ilegal de la zona federal marítimo terrestre (ZOFEMAT) y los terrenos ganados al mar (TGM), tanto por nacionales como por extranjeros.

• Incumplimiento a lo establecido en los instrumentos que amparan el uso, goce o aprovechamiento de la ZOFEMAT y los TGM.

• Propiedades que, por la falta de acceso, convierten a las playas públicas en privadas.

• Empresas de bienes raíces, que no orientan a sus compradores acerca de las obligaciones que establece la ley y el título de concesión con respecto de la ZOFEMAT.

Derivado de la problemática en las zonas costeras, tanto ambiental como patrimonial, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a través de la Subprocuraduría de Recursos Naturales y las Delegaciones Estatales, lleva a cabo acciones de vigilancia sistemática, operativos especiales e instrumentación de mecanismos de promoción para el cumplimiento de la normatividad ambiental y patrimonial que permiten promover el cumplimiento de la legislación aplicable.

La instrumentación de políticas y acciones de inspección, vigilancia y verificación de las obras y actividades competencia de la federación y la participación de los diferentes sectores de la población, han contribuido a incrementar el nivel de observancia de la legislación ambiental, principalmente en los polos turísticos de playa del país, así como conseguir avances importantes en la protección y conservación de los recursos naturales presentes en los ecosistemas costeros considerados frágiles, a través de la realización de actividades de restauración y compensación de los daños ocasionados por infractores.

Ejemplo de las acciones emprendidas por la PROFEPA son las inspecciones realizadas a proyectos turísticos e inmobiliarios en la Riviera Maya, Quintana Roo; en los corredores turísticos Los Cabos y Loreto, Baja California Sur; en la Riviera Nayarita; en el corredor Acapulco-Zihuatanejo, Guerrero; en Bahías de Huatulco, Oaxaca; en la costa de Jalisco; en Boca del Río y Antón Lizardo, Veracruz; y en la zona costera de Yucatán, principalmente en zonas que se encuentran inmersas en algún área natural protegida de competencia federal.

Con estas acciones, la presencia de la PROFEPA se ha fortalecido y se procura la legalidad a aquellas inversiones que se destinan a la promoción y ejecución de proyectos que requieren ser sometidos al procedimiento de evaluación de impacto ambiental y a los usuarios de la ZOFEMAT, principalmente en aquellas áreas costeras en donde el nivel de incumplimiento es alto.

Con su atención se otorga seguridad jurídica a la sociedad y a los promoventes de desarrollos turísticos e inmobiliarios a gran escala, provocando con ello una mayor inversión y reduciendo los impactos negativos hacia esta zona.

Y hasta aquí el comunicado de Profepa, dependencia de la cual esperamos una respuesta de lo que están haciendo en estas tierras…

 3,042 total views,  4 views today

Impactos: 35

Acerca de Héctor Lizarraga 3732 Articles
El director de Mazatlán Interactivo es profesional del turismo desde hace más 40 años, 27 de los cuales lo ha aplicado dentro de este medio informativo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.