abril 20, 2018 8:38 am

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
[themoneytizer id=15794-1]
Baner Header 728 x 90
<center>El abominable horario de Verano</center>
<center>El abominable horario de Verano</center>

El abominable horario de Verano

En los últimos milenos el ser humano ha pasado a ser un mero objeto de uso para los intereses, fines y propósitos, de los grupos económicos dominantes

En esta ilógica lógica: primero está el mercado que el interés de los seres humanos

Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa, México, a; 01 de Abril de 2018.- Desde que en México se implantó el “horario de verano”, no ha habido año que, quien esto escribe, no denuncie el fraude que se nos hace con esta, según sus favorecedores, benéfica, ahorradora y ambientalista medida.

Desde que se implantó, no hemos dejado de señalar que en realidad no era, ni es, una medida para beneficiar con un supuesto ahorro en el consumo de energía eléctrica a los habitantes de México. Y adicionalmente dejar de contaminar nuestros aires, mares y ríos.

También se nos ha vendido como una magnífica oportunidad para que aprovechemos el tiempo para disfrutarlo en familia, entre mil monerías más.

En esta Ilógica Lógica, cada año se nos menciona con gran estruendo que nos ahorramos miles de millones de dólares en consumo de energía y que dejamos de contaminar bastante.

Así, cada año se nos embabuca a los mexicanos, y cada año caemos en esta absurda mentira, a la que nos resignamos y a regañadientes asumimos como necesaria. Esto último por temor a que nos digan que estamos locos si renegamos.

Y en esta misma Ilógica Lógica, se dan casos inverosímiles de personas que dicen que este es el mejor horario que existe, renunciando totalmente con ello a su reloj biológico y también evidenciándose como mansos corderos al servicio de una horda de mentirosos e insaciables usureros de la candidez de la gente.

Ya son muchos años de padecer este pesado Viacrucis por el que cada año pasamos los mexicanos, en los que solamente se habla, por parte de los principales socios de las lacras del poder financiero, el gobierno en turno, de los beneficios de esta medida. Nada se dice de los efectos colaterales de la misma.

Partamos de un principio de honestidad para poder entender esto.

En este sentido, es decir, de la honestidad: con seguridad podemos decir, que en realidad el “Horario de Verano” no es una medida de ahorro en energía eléctrica, mucho menos una medida ambientalista. Si quienes la implantaron y la siguen implantando dijeran sus verdaderos fines y propósitos, tal vez la masticaría un poco, pero muy poco, más.

La verdad de esta farsa es que el “Horario de Verano” se implantó para alinear los horarios de México a los horarios de los grandes centros financieros de USA. Esa es la única razón de ser de esta aberrante y denigrante imposición.

Todo lo que se dice de los beneficios y ahorros que nos trae el “Horario de Verano” es, un fraude más de los muchos que los Grupos Dominantes Económicos y los gobiernos en turno fraguan para su beneficio.

Y es que: en esta ilógica lógica: primero está el mercado, que el interés de los seres humanos.

Y, siguiendo con esta Ilógica Lógica, tenemos que afrontar, que en los últimos milenos el ser humano ha pasado a ser un mero objeto de uso para los intereses, fines y propósitos, de los grupos económicos dominantes.

Chequen este dato: Ustedes creen que si fuera cierto lo del ahorro en el consumo de energía eléctrica, en todo este tiempo, por lo menos el mismo hubiera bajado su costo a las familias.

Ahhh, pero en lo Ilógico de esta Lógica, el gobierno dice que ellos y los empresarios son los que se ahorraron los millones de dólares en el consumo. Algo que ni siquiera ellos se creen.

De los beneficios ambientales, estos ya ni la burla perdonan.

Nada se dice acerca de los millones de desequilibrios emocionales que este cambio de horario produce a los seres humanos, de los miles de accidentes en tránsito de trabajo, del estrés elevado, de las muertes por hipertensión, infartos de todo tipo y de los pleitos entre familiares, que en conjunto superan, con mucho, los supuestos e irreales ahorros que nos venden.

En 2018, padeceremos una vez más esta farsa, misma que por primera vez en lo que lleva de impuesta enfrentó una verdadera oposición desde las esferas de gobierno, en concreto de la cámara de senadores, y de uno que otro gobierno estatal. Incluso, en nuestro estado se habló de la cancelación. Lo cual al final no se concretó.

Lo único bueno de todo esto fue, que ya hubo un verdadero rechazo a esta infame medida, y con poco que nuestro sumiso pueblo hubiera apretado, la medida hubiera caído.

Ante este rechazo, por fin salieron a la luz de parte de los voceros oficiales de las elites dominantes, los verdaderos fines de la medida, y así escuchamos decir por parte de muchos de ellos: “Es que si se cancela la medida, quedaremos fuera la alineación financiera con otros países”.

Así de sencilla es la realidad de la farsa que nos venden cada año, en la cual para convencernos de sus bondades, quienes las orquestan y se benefician de ella, convencen a su principal socio, el gobierno, para que dilapide millones de dólares en orquestar campañas de “concientización”. Claro está que a nosotros para que no nos alborotemos y pongamos en peligro dicha medida.

Hasta cuándo seguiremos dejando que hagan con nosotros lo que quieran. Yo no sé ustedes apreciables lectores, pero yo ya no permitiré que estas farsas se sigan dando.

Por lo pronto no me sujetaré al “Horario de Verano”, así que si le pongo, o me pone una cita y llegó una hora tarde, por favor: no me miente la Madre a mí. Miéntesela a esta bola de cabrones abusones y desconsiderados.

Que viva México…

53 total views, 1 views today

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.