Mapas

    Sin ecosistema no hay turismo, por ello es importante cuidar el entorno natural. Sólo conservando los recursos naturales y cuidando la diversidad biológica es posible que pueda haber turismo

    A la par de que sin pausa y sin que nadie detenga la construcción de la Tirolesa del Cerro del Crestón, arrecian las protestas en contra de este insensato acto 2024 1

    Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa, México, a; 26 de mayo de 2024.- El día de ayer, domingo 26 de mayo de 2024, un grupo de ciudadanos conscientes de la gran importancia que tiene el rescatar, proteger y preservar los ecosistemas, para todos los habitantes, no sólo de Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa y México, sino del mundo, continuaron con las protestas en contra de la construcción de una Tirolesa en la cima del Carro del Crestón o El Faro de Mazatlán.

    Cabe hacer mención, que en la actualidad, Mazatlán vive una especie de ecocidio ya que pasa por un incontrolado crecimiento inmobiliario, turístico y en general de desarrollo e varias de sus variables económicas, por todos los rumbos de esta ciudad y puerto de pueden apreciar los desarrollos de todo tipo, y al mismo tiempo las grandes devastaciones de ecosistemas.

    Lo anterior, a ojos del sector privado, que es el principal promotor de este tipo de crecimiento, es lo mejor que le puede suceder a Mazatlán y argumentan a su favor el frívolo lema “El Desarrollo no se Puede Detener” y bajo esa falsa premisa continúan con la destrucción masiva de Ecosistemas en Mazatlán.

    Al puro estilo inconsciente, voraz, miope, y mentiroso que caracteriza a los promotores de estas masacres criminales, es decir, las desenfrenadas inversiones en desarrollos de todo tipo, argumentan que es de gente anticuada, inculta y floja el oponerse a la modernidad, ya que, y, a decir de ellos, la grandeza del ser humano se mide en el cuánto tienes en dinero y el cuánto posees en bienes, y en esto no importa cómo le hacen para obtener o hacerse los bienes y capitales. Es decir, no hay moral alguna.

    Se molestan cuando se les dice que con sus acciones están contribuyendo a el Ecocidio generalizado en Mazatlán, y se defienden diciendo que ellos, en lo que contribuyen es en el engrandecimiento de esta ciudad y puerto.

    Y una vez llegado a este punto, permítanos presentarles lo que BBVA, BBVA Bancomer en México publica al respecto en su propio portal:

    Cerro del Crestón o El Faro de Mazatlán El Ecocidio de la Tirolesa 2024 2

    Ecocidio: un desastre ambiental

    El ecocidio es el daño masivo y la destrucción de los ecosistemas, es decir, un daño grave a la naturaleza de forma generalizada o a largo plazo. Los juristas más prestigiosos relacionados con este tema, como recoge Stop Ecocidio, lo han definido de diferentes maneras, aunque todas coinciden en poner encima de la mesa un problema que está cambiando el mundo. Por ejemplo, la senegalesa Dior Fall Sow, exfiscal internacional de la ONU, insiste: “Reconocer el ecocidio como un crimen internacional es el enfoque más adecuado para luchar contra la impunidad de este crimen y sus autores”.

    El ecocidio como crimen internacional ha permanecido invisibilizado. Reconocer el ecocidio es dar voz a las víctimas frente a los responsables de los crímenes ambientales y facilitarles y hacerles posibles su defensa ante la justicia internacional. El ciudadano solo puede actuar teniendo voz a través de una sociedad participativa e inclusiva de la ciudadanía”, dice Margarita Trejo Poison, profesora de Derecho Público y Ambiental de la Universidad Camilo José Cela y experta en crímenes contra el medioambiente

    El número de víctimas de los desastres ecológicos aumenta cada año, pero poco se sabe de qué es un ecocidio. Por poner solo un ejemplo, el accidente químico de 1984 en Bhopal (India) provocó el desplazamiento de más de 200.000 personas. Además, causó 20.000 muertos y 500.000 damnificados. El desastre continúa debido a un suelo contaminado con productos químicos.

    Por eso, se pretende incluir el ecocidio como crimen dentro de la Corte Penal Internacional. De este modo, algunas de las catástrofes medioambientales más conocidas pasarían de juzgarse por la vía civil a la vía penal. Hasta el momento, este tipo de casos se han juzgado casi por completo por la justicia civil y normalmente las condenas conllevan únicamente multas.

    Crimen medioambiental

    El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, que entró en vigor en 2002, reconoce cuatro crímenes internacionales: genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y agresión. Pero no el crimen ambiental. El borrador, en su redacción original, incluía los delitos medioambientales como quinto crimen. Contó con el voto favorable de 50 países. Se suprimió por la oposición de países como Francia, Holanda y EE. UU.

    En 2012, surgió la iniciativa Acabemos con el ecocidio en Europa: una iniciativa ciudadana para dar derechos a la tierra con el objetivo de proponer una directiva sobre el ecocidio y lograr una normativa uniforme en el ámbito europeo. Un hecho que ha logrado que la Comisión Europea haya aprobado un proyecto que incluye un listado de delitos medioambientales y prevé la imposición de sanciones más severas.

    El ecocidio reconoce que los graves daños medioambientales no son un problema local, sino que afectan a la comunidad internacional e inciden en los derechos humanos. Ante la debilidad de los derechos nacionales para sancionar a las empresas multinacionales y corporaciones públicas o privadas, debe actuar la justicia penal internacional.

    Pero mucho antes de que aterrice en la Corte Penal Internacional se espera que el ecocidio lo haga en los Códigos Penales estatales, como el de Francia, y como también se ha abordado ya a escala de la Unión Europea. Consulte este comunicado en el portal oficial de BBVA.

    Como pudieron apreciar en el comunicado de BBVA, no queda duda alguna sobre lo que está pasando en materia de afectaciones de los Ecosistemas a Nivel Mundial, pero es en definitiva lo que pasa en las comunidades locales como es el caso de Mazatlán en donde se ejecutan con toda frialdad, impunidad y corrupción decenas de Ecocidios, siendo uno de ellos el motivo de la protesta que señalamos al principio de la presente, es decir, a criminal construcción de la Tirolesa en la Cima del Carro del Crestón o El Faro de Mazatlán, misma que cuyo promotor cuenta con la complicidad de autoridades de los tres niveles de gobierno. Y lo más incongruente resulta que, la propia PROFEPA, sea parte de este enjuague corrupto y criminal, y decimos “incongruente” porque en su propio portal, el gobierno federal a través de PROFEPA tiene publicado lo siguiente:

    Impacto de Desarrollos Turísticos

    México cuenta con una extraordinaria diversidad biológica; sin embargo la presión sobre los recursos naturales aumenta día con día y el efecto sobre los ecosistemas se manifiesta notablemente en la pérdida de especies y en la fragmentación de su hábitat.

    Gran parte de esta diversidad se concentra en las costas de México, a lo largo de los aproximadamente 11,000 km. de litoral, que albergan los 167 municipios costeros, en las 17 entidades federativas costeras del país. Debido al crecimiento poblacional, así como al incremento de la inversión privada, en los últimos años se ha detectado una mayor presión ambiental en los litorales, lo que ha traído nuevas formas de ocupación y aprovechamiento de recursos naturales.

    El desarrollo turístico inmobiliario en las costas (construcción de infraestructura básica, hoteles, condominios, campos de golf, marinas, obras complementarias, entre otros) ocasionan fuertes presiones ambientales a los ecosistemas costeros, los cuales son considerados frágiles (manglares, arrecifes, duna costera, marismas, entre otros muchos más), principalmente por la falta de una adecuada planeación y la inobservancia de la normatividad ambiental por parte de los inversionistas, ya que desarrollan sus proyectos turísticos sin contar con las autorizaciones federales ambientales (autorización de impacto ambiental y cambio de uso de suelo forestal) y patrimoniales (concesión, permiso o autorización). Los principales impactos ambientales negativos generados por el desarrollo de infraestructura turística son:

    • Modificación y destrucción del hábitat de flora y fauna terrestre y acuática.

    • Cambios de uso de suelo forestal.

    • Generación de residuos peligrosos.

    • Contaminación de suelos y cuerpos de agua por emisiones líquidas (descargas de aguas residuales, aceites, lubricantes e hidrocarburos).

    • Introducción de especies exóticas.

     • Emisión de ruidos y vibraciones por el empleo de maquinaria pesada.

    • Alteración de dunas costeras.

    • Obstrucción de cuerpos de agua superficiales y subterráneos.

    • Remoción de vegetación de manglar por la apertura de caminos, zonas de tiro, bancos de explotación e instalación de campamentos y oficinas.

    Desde el punto de vista patrimonial, el desarrollo turístico ha generado:

    • Ocupación ilegal de la zona federal marítimo terrestre (ZOFEMAT) y los terrenos ganados al mar (TGM), tanto por nacionales como por extranjeros.

    • Incumplimiento a lo establecido en los instrumentos que amparan el uso, goce o aprovechamiento de la ZOFEMAT y los TGM.

    • Propiedades que, por la falta de acceso, convierten a las playas públicas en privadas.

    • Empresas de bienes raíces, que no orientan a sus compradores acerca de las obligaciones que establece la ley y el título de concesión con respecto de la ZOFEMAT.

    Derivado de la problemática en las zonas costeras, tanto ambiental como patrimonial, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA), a través de la Subprocuraduría de Recursos Naturales y las Delegaciones Estatales, lleva a cabo acciones de vigilancia sistemática, operativos especiales e instrumentación de mecanismos de promoción para el cumplimiento de la normatividad ambiental y patrimonial que permiten promover el cumplimiento de la legislación aplicable.

    La instrumentación de políticas y acciones de inspección, vigilancia y verificación de las obras y actividades competencia de la federación y la participación de los diferentes sectores de la población, han contribuido a incrementar el nivel de observancia de la legislación ambiental, principalmente en los polos turísticos de playa del país, así como conseguir avances importantes en la protección y conservación de los recursos naturales presentes en los ecosistemas costeros considerados frágiles, a través de la realización de actividades de restauración y compensación de los daños ocasionados por infractores.

    Ejemplo de las acciones emprendidas por la PROFEPA son las inspecciones realizadas a proyectos turísticos e inmobiliarios en la Riviera Maya, Quintana Roo; en los corredores turísticos Los Cabos y Loreto, Baja California Sur; en la Riviera Nayarita; en el corredor Acapulco-Zihuatanejo, Guerrero; en Bahías de Huatulco, Oaxaca; en la costa de Jalisco; en Boca del Río y Antón Lizardo, Veracruz; y en la zona costera de Yucatán, principalmente en zonas que se encuentran inmersas en algún área natural protegida de competencia federal.

    Con estas acciones, la presencia de la PROFEPA se ha fortalecido y se procura la legalidad a aquellas inversiones que se destinan a la promoción y ejecución de proyectos que requieren ser sometidos al procedimiento de evaluación de impacto ambiental y a los usuarios de la ZOFEMAT, principalmente en aquellas áreas costeras en donde el nivel de incumplimiento es alto. Con su atención se otorga seguridad jurídica a la sociedad y a los promoventes de desarrollos turísticos e inmobiliarios a gran escala, provocando con ello una mayor inversión y reduciendo los impactos negativos hacia esta zona. Consulte este comunicado en el portal oficial de PROFEPA.

    Pues ahí tienen apreciables lectores y seguidores, la lucha de quienes saben que proteger los Ecosistemas es vital para todos los seres que habitamos este llamado planeta tierra continúa su rumbo, Ellos saben que no es fácil, pero confían en que cada día la conciencia al respecto se despierte en la mayoría de los ciudadanos y de esta manera nos salvemos de ls grave destrucción que ocasionan los ·Innovadores Empresarios del Mundo”.

    Finalmente les dejamos el vado en donde nuestro director general le hace un llamado a las partes involucradas para que de común acuerdo busquemos soluciones en verdad innovadores y protectoras de la naturaleza, para que el turismo se siga desarrollando pero sin destruir los Ecosistemas, antes al contrario, buscando rescatar los que se puedan. Vale la pena aclarar que el empresario en mención no hizo caso del llamado…

    Sus comentarios o sugerencias son de gran importancia: Para ello use la caja de comentarios que aparece hasta el final de esta página

    Visitas: 59

    Share.
    Leave A Reply

    ¡Reservar Excursión!