¡Ojo con las pestañas postizas!

Francis Velarde

Si quieres lucir unas pestañas más largas y rizadas de las que tienes, existe la alternativa de ponerte pestañas postizas o pestañas cosméticas. Sin embargo, este antojo de vanidad no viene sin sus riesgos para la salud de tus ojos. Sigue leyendo para que te enteres.

Muchas personas desean alargar sus pestañas, hacerlas parecer más abundantes o rizarlas. Las pestañas son sin duda un arma de conquista que resalta la belleza de la mirada. Conozco casos de mujeres que se las han cortado en forma de luna creciente para que les crezcan más brillantes y abundantes.

Si has intentado esos trucos de leyenda y no has obtenido las pestañas que quisieras, tal vez ya has usado las famosas pestañas postizas. Si bien son una herramienta válida para sentirte más bella, como todos los cosméticos, las pestañas postizas no vienen sin sus riesgos.

La Academia Americana de Oftalmología, advirtió recientemente que el uso de pestañas postizas puede causar infecciones y alergias.  Los riesgos de usar pestañas postizas y los adhesivos (que contienen formaldehído), con los cuales se fijan al párpado, pueden producir infecciones de córnea (queratitis bacteriana) y párpado, inflamación (hinchazón) del párpado, también llamada blefaritis y pérdida temporal o permanente de las pestañas.

Un artículo publicado en la revista Consumer Reports reporta varios casos que se han presentado de infecciones y alergias en quienes han usado pestañas postizas.

Si a pesar de estas advertencias en cuanto al peligro de las pestañas postizas para la salud de tus ojos insistes en usarlas, ten muy en cuenta estas recomendaciones:

Consulta con un esteticista certificado y que trabaje en un lugar con buena reputación de higiene.

Asegúrate de que el esteticista que te va a poner las pestañas se lave bien las manos y cumpla con normas de higiene.

Pregunta cuáles son los ingredientes que tienen los adhesivos con los cuales se fijan las pestañas postizas.

 

Los  mejores cuidados en Pestañas Postizas

Pero tan importante como lo que debemos hacer para garantizar los cuidados de pestañas postizas en nuestros ojos es lo que no debemos hacer. En ese sentido, hay dos acciones que debemos evitar a toda costa, la primera de las cuales es no tocarlas. Es bastante frecuente que, cuando vemos una pestaña fuera de lugar la arranquemos y es un error. Debemos permitir que se desprenda sola. Esto cuidará más tanto las pestañas postizas como las pestañas naturales a las que se encuentran sujetas las primeras y sobre todo a tus ojos.

La segunda de las acciones que debemos evitar es el calor excesivo sobre las pestañas postizas. Por eso las duchas con agua muy caliente, que desprenden gran cantidad de vapor de agua a altas temperaturas, deben limitarse al máximo. O al menos la duración de las mismas. Lo mismo ocurre con los secadores ya que ese calor puede poner en riesgo la sujeción de las pestañas postizas al derretir el pegamento que las mantiene sujetas a las pestañas naturales.

Así que Si tienes una reacción alérgica o una infección en los ojos como resultado del uso de pestañas postizas o de otros productos cosméticos, visita de inmediato a un oftalmólogo. La salud de tus ojos es mucho más importante que cualquier capricho cosmético.

Cuidar de tus ojos al usar pestañas postizas te ayudará a evitar tener en un futuro tener problemas de salud.

 441 total views,  2 views today

Impactos: 34

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.