Parque Central de Mazatlán: proyecto que avanza… pero no en todas sus áreas

Parque Central de Mazatlán proyecto que avanza pero no en todas sus áreas 2021

[vc_row css=”.vc_custom_1626029776968{margin-top: 1px !important;margin-right: 1px !important;margin-bottom: 1px !important;margin-left: 1px !important;padding-top: 0.5px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;background-color: #a2f5f5 !important;border-radius: 15px !important;}”][vc_column][vc_column_text]

 

En la última década, el estatus que ha venido alcanzando Mazatlán es, por decir lo menos: impresionante

  • No obstante, el crecimiento de la ciudad y el destino turístico no crecen igual en sus áreas de oportunidad; bien podemos ver un gran crecimiento inmobiliario, pero al lado un impresionante atraso
  • En materia de atractivos turísticos bien podemos decir que sufre un gran atraso, por ello; el llamado Parque Central, de concluirse totalmente, sería en verdad el parteaguas que tanto ocupamos alcanzar

[/vc_column_text][vc_separator color=”peacoc” style=”shadow” border_width=”9″ css_animation=”fadeInUp”][/vc_column][/vc_row][vc_row css=”.vc_custom_1626029956930{margin-top: 1px !important;margin-right: 1px !important;margin-bottom: 1px !important;margin-left: 1px !important;padding-top: 0.5px !important;padding-right: 20px !important;padding-bottom: 20px !important;padding-left: 20px !important;background-color: #b6fab6 !important;border-radius: 15px !important;}”][vc_column][vc_column_text]

Parque Central de Mazatlán proyecto que avanza pero no en todas sus áreas 2021 2

Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa, México, a; 11 de julio de 2021.- Mazatlán, es una ciudad, puerto y destino turístico de muchos contrastes; desde su ubicación privilegiada, en el corazón de la Zona Trópico, ya que es cruzado prácticamente por lo que antiguamente se le llamaba “Trópico de Cáncer” y, por ese sólo hecho, ya las cosas aquí no son igual que en todas partes, además, ubicado también casi como puesto a la medida entre la Sierra y el Mar. Todo eso lo hace ser un lugar místico, diferente, único.

Pero a Mazatlán bien le aplica el chiste que se sacó atribuido al Señor de la creación, cuando este gran señor estaba creando los países de la tierra y cuando le tocó el turno a México, pues sencillamente lo dotó de mil y una bondades.

A lo que su más cercano colaborador le cuestionó de la siguiente manera: ¿Sr. No cree usted que a México le ha dotado de muchas bendiciones? El Sr. Volteó a ver a su asistente, lo miro enigmáticamente y le dijo: pero también lo dotaré de mexicanos. Y creo eso mismo hizo en Mazatlán.

Y es que Mazatlán no es igual en muchos sentidos al resto de los sitios turísticos playa mexicanos. Particularmente en materia de su estructura económica, ya que a diferencia de los otros sitios aquí se producen muchos de los insumos que el turismo y la ciudad consumen y dada esta situación existen diferentes ramas productivas, que van desde un poderoso comercio, industria, agricultura, pesca, actividades portuarias entre otras más.

Y es en ese dechado de variables económicas que en lugar de fortalecerse unas con otras, estas se movilizan en distintas direcciones y, por y para su beneficio. Lo que no sucede con puertos como Vallarta y Los Cabos, por citar los más cercanos, en donde su economía depende casi totalmente del turismo, podemos decir que hasta en un 90 o más por ciento.

Ese pequeño detalle señalado anteriormente marca la diferencia entre Mazatlán y el resto de los destinos turísticos playa mexicanos, es decir, mientras destinos jóvenes como Cancún, Vallarta y Los Cabos despuntaban a pasos agigantados, Mazatlán observaba graves retrocesos. Y es que mientras los otros destinos enfocaron su desarrollo en el turismo, Mazatlán le tiró a varios segmentos.

Y no fue hasta hace más o menos una década, que Mazatlán empezó a despuntar, y este despunte bien y merecidamente se lo debemos atribuir a dos vertientes, mismas que les detallo en orden de aparición; una es al surgimiento del nunca, hasta ahora, bien ponderado MIC o Centro de Convenciones de Mazatlán, mismo que surgió como el ave fénix en medio de otra pandemia, la de la influenza, pero también en medio de una crisis financiera y de violencia sin precedentes en esa época. El segundo fue la puesta en operación de la Carretera Mazatlán-Matamoros, o mejor conocida como Mazatlán-Durango, estos dos elementos han hecho que Mazatlán en la última década se haya puesto en los cuernos de la luna. Si le quieren atribuir a otras causas el éxito, sencillamente quien lo diga, miente o no sabe nada de la evolución de Mazatlán.

Un rezago tan brutal como el que padeció Mazatlán hizo que el éxito que observa lo agarrara con las manos detrás de la puerta, sobre todo en materia de atractivos diversificados y de gran nivel. En materia de hotelería, si bien es cierto, nuestros hoteleros son unos genios, ya que sobrevivieron a época de verdad terribles para Mazatlán, pero eso los forjó y no solamente supieron sortear los malos tiempos, sino que unos despegaron, los menos, la mayoría se mantuvo y otros tantos sucumbieron. El resto de los operadores turísticos, se puede decir que muy pocos han evolucionado sus productos y algunos no sólo eso, sino que han retrocedió, aunque existen honrosas excepciones en todo este variado campo.

Parque Central de Mazatlán proyecto que avanza pero no en todas sus áreas 2021 1

En donde el rezago es grande y no se ha resuelto es en materia de atractivos, aquí tenemos que decir la verdad y es que no estamos a la altura del éxito de Mazatlán, y cuando digo atractivos no me refiero a playa o los que ya todos conocemos, me refiero a atractivos creados, hechos o pensados para que locales y visitantes disfruten de experiencias de gran nivel.

En este campo no solamente hay una ventana de oportunidad, sino que hay en verdad un universo de posibilidades, que están a las espera de dos cosas. Una es que los mazatlecos se levanten de la modorra y la otra que inversionistas de fuera vengan, pero que les den las oportunidades y de esta manera transformen a Mazatlán en cuanto atractivos.

Por ello; el proyecto Parque Central se convirtió en la gran esperanza en materia de atractivos de Mazatlán, se concibió como para ser el parteaguas del Mazatlán del poquito, del chiquito, del cómo sea, a pasar al Mazatlán del primer mundo.

Se ha avanzado mucho en este proyecto, mismo que contemplaba, como proyecto:

Tres objetivos inalienables que el proyecto debería cumplir: Para la sociedad; Orgullo de pertenecer Para la ciudad; identidad Y para el desarrollo económico en beneficio de todos; un nuevo producto turístico de alta calidad. La inversión total sería de aproximadamente 2,340 millones de pesos, 126.64 millones de dólares. El proyecto, que se divide en dos etapas, consiste en la construcción de un museo histórico, un aviario, pasarelas, Ciclovías, lagos y parques, la mejora del acuario y el bosque de la ciudad, así como el rescate de la laguna del camarón, todo en un área de 30 hectáreas con acceso desde el malecón, 18 hectáreas que cuenta con la actual Ciudad Forestal y 12 más que se encuentran en proceso de adquisición. El proyecto incluirá un parque, un acuario y un museo. El nuevo Mazatlan Park contará con un teatro IMAX, más de 30,000 pies cuadrados de espacio de exhibición permanente; una tienda dedicada a la artesanía de Sinaloa; una librería enfocada en la historia de Sinaloa y el Noroeste de México; un segundo piso restaurantes; y una enorme terraza en el segundo piso con vista al mar.

En la actualidad, o a la fecha de publicación del presente, si vemos avances, pero vemos rezagos, incluso, vemos un gran avance, aunque también con rezagos, en cuanto a lo que se contempla sea el Acuario más Grande de Latinoamérica. Todo lo anterior lo puede palpar en el vídeo que es parte integral del presente.

Pero en el resto de lo proyectado, sí que vemos un gran rezago y es aquí donde los mazatlecos tenemos que sacar la casta y pedirle a quien haya que pedirle que el proyecto sea terminado en su totalidad y aún más; que sea superado en su proyección original.

Mazatlán no se puede quedar rezagado, eso tiene que quedar en el pasado. Además este proyecto se necesita estratégicamente, así que las partes involucradas se tienen que sentar a platicar y a retomar energías de todo tipo para que no suceda la desgracia de solamente terminar el Acuario por convenir a intereses económicos y el resto, al estilo muy mexicana: Ahí se arreglan.

No, eso no podemos permitirlo, por ello cerramos el presente con una convocatoria a las partes involucradas a que tomen cartas en el asunto y a los mazatlecos para que estemos vigilantes en cuanto a que se cumpla y supere este gran proyecto, que dicho sea de paso involucra muchos millones del erario público, es decir, de todos. Y claro, también de los inversionistas.

[/vc_column_text][vc_separator color=”green” style=”shadow” border_width=”9″ css_animation=”rollIn”][/vc_column][/vc_row]

 51,157 total views,  1 views today

Impactos: 96

Acerca de Héctor Lizarraga 3001 Articles
El director de Mazatlán Interactivo es profesional del turismo desde hace más 40 años, 26 de los cuales lo ha aplicado dentro de este medio informativo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.