fbpx

julio 19, 2019 6:54 pm

La realidad de los niños y niñas Invisibles en Sinaloa

La realidad de los niños y niñas Invisibles en Sinaloa

Niños Niñas Adolecentes Migrantes y Jornaleros Sinaloa Escuinapa Sur 2019 5

Cada año miles de jornaleros agrícolas arriban a Sinaloa, muchos de ellos al sur del estado, lo cual para la mayoría es un hecho que en realidad pasa desapercibido

  • Estos migrantes traen a sus familias consigo y, dentro de sus familias, al menos a cuatro niñas, niños y adolescentes, los cuales tienen que trabajar a pesar de su edad y por ello abandonan la formación educativa generando con ello numerosos problemas de salud y de formación de buenos seres humanos
  • Save The Children Sinaloa: brinda cada día en el sur del Estado desayuno y comida a más de 900 niñas, niños y adolescentes de esta población migrante
  • La organización trabaja en Sinaloa desde hace 11 años, donde ha beneficiado a más de 82,000 niñas, niños y adolescentes

Niños Niñas Adolecentes Migrantes y Jornaleros Sinaloa Escuinapa Sur 2019Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa, México, a; 19 de Marzo de 2019.- Cuando uno pregunta; ¿cuál es el peor padecimiento de los seres humanos?, la mayoría da distintas respuestas, pero pocos atinan a dar la que a juicio de los grandes pensadores de todas las épocas consideran como la peor. Esta la definen como la “Ceguera”, y cuando escuchan tal aseveración los cuestionados se confunden aún más, ya que ninguno de los aludidos está ciego en el sentido literal de la palabra. Y es ahí donde entre el razonamiento profundo.

Y es que el razonamiento de los grandes pensadores refiere que los seres humanos hemos sido dotados por la naturaleza con la capacidad de ver, pero al mismo tiempo con la capacidad de no ver, desde luego que lo que no queremos ver. Y es a esa ceguera a la que nos estamos refiriendo, a la que sin ser ciegos, pero actuamos como ciegos ante numerosas situaciones que de verdad son lastimosas y aterradoras.

¿Cómo nos explicamos que andemos viendo lo que sucede en Cuba, en Venezuela y en otros países, y no veamos lo que sucede en nuestro México, en nuestro Sinaloa y más aún, en nuestro sur de Sinaloa. Nos referimos al caso de los miles de migrantes que cada año vienen a Sinaloa a sembrar o levantar cosechas, los cuales arrastran consigo a sus familias y dentro de ellas, a sus hijos, cuatro al menos por familia. Lo descrito anteriormente es lo que los grandes pensadores de todos los tiempos han calificado como: “La Ceguera. El peor padecimiento de los seres humanos”.

El tema anterior resurge con toda la fuerza ante este gran problema que vivimos en Sinaloa, pero que la inmensa mayoría de los sinaloenses ni por enterado se da de que existe este humillante e infrahumano hecho, al respecto, el siguiente mensaje es aleccionador: “Ni la sociedad, ni las instituciones gubernamentales, pueden dejar de ver la realidad a la que se enfrentan miles de niñas y niños hijos de jornaleros agrícolas que arriban y trabajan en Sinaloa. Siendo uno de los principales Estados en producción alimentaria, conocemos casos de niñas y niños que mueren por enfermedades asociadas a la desnutrición. En Save the Children, trabajamos para transformar sus vidas respetando y garantizando sus derechos fundamentales”, indica con pasión Ileana Castro, directora de Save the Children en Sinaloa.

Este día, en rueda de prensa, los representantes de Save the Children Sinaloa, expusieron la grave problemática que se vive en Sinaloa con relación a los niños, niñas y adolescentes (NNA) hijos de migrantes jornaleros, que cada año son contratados para realizar labores de siembra o cosecha de productos agrícolas.

De verdad aterradoras las situaciones que describieron los representantes de esta organización, quienes no solamente hablaron de los graves problemas de desnutrición que padecen los NNA´s, sino que describieron otros relacionados con las condiciones infrahumanas en que viven y realizan sus jornadas, en las que muchas veces son picados por insectos ponzoñosos, o mordidos por animales salvajes, muriendo NNA´s en un número alarmante cada año. Y si lo anterior pareciera grave, lo es más aún porque esta población infantil y adolescente abandona la educación.

Es de alabarse el hecho de que esta organización civil, trabaje desde hace 11 años en Sinaloa, entidad en la que opera programas de intervención directa, mismos que han beneficiado a más de 82,000 NNA. Los pilares de este trabajo son la defensa de la sobrevivencia, educación de calidad, protección, lucha contra la pobreza y gobernanza de los derechos de NNA.

En el sur del Estado, lleva a cabo un programa de alimentación para atender a hijas e hijos de jornaleros agrícolas, que reciben diariamente dos alimentos calientes y dos colaciones durante ocho meses, el tiempo que permanecen en el lugar, coincidiendo con la temporada agrícola.

En total, Save the Children Sinaloa, cada temporada, atiende a 900 NNA, a quienes se realiza una evaluación y monitoreo del estado nutricional, además de participar en talleres lúdico-educativos relacionados con cuestiones de derechos, salud, nutrición e higiene personal. Asimismo, se trabaja el fortalecimiento de las capacidades con madres y padres de familia en cuestiones de crianza positiva y concientización sobre los riegos del trabajo infantil y se realiza el acompañamiento con las cocineras responsables de los comedores, a quienes se capacita en prácticas de higiene, preparación de alimentos y buen trato.

La Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa CAADES, estima que cada temporada agrícola llegan a Sinaloa más de 25,000 niñas y niños menores de 14 años, en su mayoría acompañados por sus familias, si bien en ocasiones migran solos. De ellos, se calcula que hasta 6,000 viven en condiciones insalubres en las cuarterías ubicadas en las comunidades del sur del Estado. De acuerdo al último censo del Módulo de Trabajo Infantil INEGI/2015 MTI-INEGI/2015), más de 69,000 niñas y niños entre 5 y 17 años trabajan para ayudar económicamente a sus familias.

Las niñas, niños y adolescentes a quienes atiende Save the Children son en su mayoría hijas e hijos de familias jornaleras, aunque también se atiende a hijas e hijos de familias locales que asistían a la escuela sin desayunar. Entre los menores de cinco años, se ha detectado que uno de cada tres casos presenta algún grado de desnutrición.

Ahora bien, debemos preguntarnos: ¿Cómo es que Save the Children puede atender estos programas?. La respuesta es: de donaciones empresariales y de apoyos de programas de gobierno.

Lo anterior pareciera ser el fin de la fiesta, es decir, si la organización es apoyada por el sector empresarial y los programas de gobierno, pues entonces qué bueno que reciban esos apoyos y con ellos apoyen a los NNA´s. Así de simple.

Pero la realidad es otra, empezaremos por los programa de gobierno, las cuales fueron cancelados vía la intermediación de organismos intermedios como lo es Save the Children, y ahora, de acuerdo a la reglamentación federal actual, los apoyos destinados a estos programas serán canalizados directamente a los jornaleros. Un grave problema de acuerdo a la organización, la cual lo ve desde dos ópticas, una es la de la desarticulación de la capacidad gestora de las organizaciones de la sociedad civil y, la otra, desde la centralización del poder.

Ahora vayamos a ver los apoyos del sector empresarial para esta problemática, y de acuerdo a la información que se recabó en la conferencia, estos llegan de empresas de carácter nacional y solamente una de Sinaloa, dato estremecedor y que refleja con toda nitidez la capacidad de no ver que priva en el sector empresarial de Sinaloa ante esta humillante realidad.

Ante estas dos problemáticas, la cancelación de la intermediación y la falta de apoyo del sector privado sinaloense, los representantes de la organización se han dado a la tarea de buscar nuevas alternativas que los lleven a continuar con sus programas, y son varias, por ejemplo la adopción figurada de NNA´s, la donación de recursos, generación de eventos, entre otras.

Cabe hacer mención, que Save the Children Sinaloa, celebrará este día 19 de marzo en Mazatlán una cena concierto con la cantante Heidi Herrera.

Cuya recaudación íntegra del evento, que tendrá lugar en La Mona del Astillero, a partir de las 20:00 horas, se destinará al programa de atención y protección de niñas, niños y adolescentes (NNA) hijos de familias jornaleras.

Sugerimos que nos sumemos a apoyar este tipo de causas, ya que esta organización desde hace nueve años, cuenta en el sur del Estado con un modelo de atención y protección que brinda cada día desayuno y comida a más de 900 niñas, niños y adolescentes, que asisten a 16 comedores comunitarios ubicados en los municipios de Escuinapa, Rosario, Concordia y Mazatlán.

Pues ahí tienen apreciables lectores, otra de las tristes realidades de nuestro México. No necesitamos ir a ningún lado para ejemplificar las cosas crueles de la vida, aquí contamos con muchas de ellas y esta, la de Niñas, Niños y Adolescentes es una de ellas.

Tampoco debemos de andar siendo candiles de la calle, solicitando ayuda para otros países y no dando apoyo a estas organizaciones o, peor aún, no usemos estos hechos como banderas ideológicas y de trampolines para genera incertidumbre. Avoquemos a apoyar esta causa y mientras más invisiblemente, mejor.

Acerca de Save the Children

Save the Children es la organización independiente líder en la promoción y defensa de los derechos de niñas, niños y adolescentes. Trabaja en más de 120 países atendiendo situaciones de emergencia y programas de desarrollo. Ayuda a los niños y niñas a lograr una infancia saludable y segura. En México, trabaja desde 1973 con programas de salud y nutrición, educación, protección infantil y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia, en el marco de la Convención sobre los Derechos del Niño de Naciones Unidas.

Más información

Azucena García, Directora de Comunicación: azucena.garcia@savethechildren.org – Cel. 55 8032 3458

241 total views, 2 views today

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.