<<<<------------------------------------->>>

julio 27, 2021

Bienvenidos a Mazatlán
728X90
Ahorra en tu hotel - hotelscombined.es
728X90
728X90
728X90
Ahorra en tu hotel - hotelscombined.es
728X90
Y… ¿quién vela por nuestros escritores?

Y… ¿quién vela por nuestros escritores?

No son muchos los escritores que existen en Mazatlán, pero la mayoría de los pocos que existen y existieron no cuentan y contaron con apoyos o estímulos de las autoridades de los tres niveles

  • A nadie parecen importarles estos personajes, pese a que su labor es fundamental para el rescate de nuestra historia y los valores de nuestra comunidad, estado y nación, incluso, para marcar nuestro paso por la historia global

Y quién vela por Nuestros Escritores 2020 (3)Mazatlán, Zona Trópico, Sinaloa, México, a; 22 de julio de 2020.- En Sinaloa, a la larga cadena de desprotegidos por parte de las autoridades de los tres niveles, tenemos que sumarle también a los escritores, que para efectos del presente, nos referiremos exclusivamente a los escritores e investigadores locales, es decir, de Mazatlán y la zona sur de Sinaloa o, mejor conocida como: Zona Trópico.

Pero no está de más señalar que en general les pasa lo mismo a todos los escritores e investigadores de todo el estado. Claro está, que con honrosas excepciones.

Y la realidad es, que en un país y estado en donde la lectura de libros no se puede catalogar ni siquiera como aceptable, antes al contrario, se debe de señalar como una de las grandes debilidades de los mexicanos y sinaloenses.

Luego entonces, no es nada difícil de entender que la labor de quienes han hecho de la escritura e investigación una parte fundamental de sus vidas, sí, pero lamentablemente ello les resulta irrelevante a la mayoría de sus conciudadanos y en especial a las autoridades, recalco, que a las de los tres niveles.

Sinaloa no se diferencia del resto del país en cuanto a la poca lectura que observan los sinaloenses y, tal vez, sea más marcado en estas tierras dicho desinterés para con esta práctica tan común en países de avanzada.

El problema para los escritores mexicanos y en especial para los mazatlecos y de la Zona Trópico es; que ante un tradicional y marcado poco interés que muestran por la lectura los mazatlecos, esto, de manera más que natural se refleja en un mercado poco lucrativo para las casas editoras, de igual forma para los escritores y este conjunción se muestra ante los ojos de los políticos que nos han y siguen gobernando, como algo que no es prioritario se acompañe de políticas y presupuesto público suficiente en ambos casos. Si acaso se conforman con ir manteniendo lo que ya se tiene, pero siempre regateándole recursos e interés.

Más aún, algunos políticos deliberadamente escamotean el apoyo a los creadores de contenidos, la lectura y las instituciones encargadas de estos menesteres, ante el ridículo temor de que les abran los ojos y la menta a los lectores, en este caso a los mazatlecos tropicales.

Otro factor, que en las últimas dos décadas, de primera mano, les jugó rudo a los creadores de contenidos fue, sin duda, la aparición del internet, mismo que prácticamente contribuyó a desaparecer los contenidos escritos. Pero de segunda mano, poco a poco, estos creadores de contenido se han ido adaptando a las nuevas reglas del mercado y poco a poco se han ido adaptando a la venta de libros vía las redes de internet.

Y quién vela por Nuestros Escritores 2020 (2)

Un factor más que le ha jugado rudo a los creadores de contenidos es; que el mismo internet promovió y propagó la costumbre de la poca lectura, argumentando los especialistas en este tema la creencia de que una imagen dice más que mil palabras y que todos los mensajes deben ser lo más concreto posible, nada cargados de textos. Y no les falta razón a los expertos en internet, es cierto lo que afirman. Pero una cosa es el marketing para vender cosas y Otra, muy distinta los contenidos de libros. Entre ambas cosas existe, créanmelo, un universo de diferencia. Todo lo anterior y más es lo que tienen que enfrentar los creadores de contenidos de Mazatlán y la Zona Trópico.

Derivado de ello, es fácil de entender que no exista mucho interés por parte de muchos jóvenes que tienen cualidades y vocación para dedicarse a este apasionante arte, que es lo que en realidad representa la creación de contenidos y más cuando se trata de sumarles investigación y rescate de documentos básicos, aunque es bueno aclarar que en lo general cualquier contenido literario también lo es.

En la actualidad, los creadores de libros siguen padeciendo lo mismo que siempre y aunque muchos ya dominan los ordenadores y el internet, pero, eso no ha sido suficiente para que alcancen las preferencias de un público maduro en cuanto a si interés por la lectura. Ni tampoco son llamativos a las casas editoras. Y del gobierno, siguen siendo algo así como un punto que medio lo ven y medio lo entienden, peor no lo suficiente como para considerarlos como seres muy importantes para el fortalecimiento de la cultura, la historio, la investigación, entre otros nobles factores.

Si bien es cierto que los creadores de contenidos de la región siguen publicando como pueden, a veces solicitando a sus posibles lectores el apoyo de la compra adelantada de los libros, a veces mediante un fugaz patrocinador, o si tienen suerte bajo encargo o de que los vea con interés una editora, pero en términos generales casi todos enfrentan dos problemas, uno es la falta del estímulo numerario para que realicen bien y de fondo su labor de investigación, y dos, la falta de compradores de sus libros, a lo que hay que sumarle la falta de una buena logística de venta.

Me gustaría dar los nombres de todos los escritores o creadores de contenidos locales que existen en el sur de Sinaloa o Zona Trópico, pero como el presente nació de observar las penurias por las que pasan muchos de ellos, dejaré de lado sus nombres, al fin y al cabo, todos, incluyendo las autoridades saben bien quiénes son y más aún; en el remoto caso de que se interesaran por ellos, nada les costaría, a las autoridades, dar con ellos, ya que son personajes públicos y notorios, no así sus obras, que aunque sus obras si son notorias en verdad, pero no públicas.

A los que si les pedimos encarecidamente que estimulen a los creadores de contenidos son al público en general, ya que por un lado, si comprobamos las obras de ellos, estamos contribuyendo a valorar su esfuerzo, eso por un lado y, por el otro, enriquecemos nuestro conocimiento.

De esta manera también contribuimos a fortalecer nuestra comunidad y revalorar nuestra identidad y sentido de pertenencia, entre muchos factores positivos más.

Gracias de antemano

 263 total views,  2 views today

Impactos: 71

About The Author

El director de Mazatlán Interactivo es profesional del turismo desde hace más 40 años, 26 de los cuales lo ha aplicado dentro de este medio informativo

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

¡Reservar Excursión!
<<<<----------------bottom--------------------->>>