junio 22, 2018 5:51 pm

Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
[themoneytizer id=15794-1]
Baner Header 728 x 90
Baner Header 728 x 90
<center>Las Pitahayas dan colorido y sabor en San Ignacio</center>

Las Pitahayas dan colorido y sabor en San Ignacio

Los Pitahayeros de San Ignacio: La Aventura


Este exótico fruto tropical se ha convertido en un delicioso atractivo culinario que deleita a miles de personas de todo Sinaloa 

Las Pitahayas de San Ignacio de Loyola Pueblo Señorial Sinaloa, México, Mayo de 2018 (4)San Ignacio de Loyola, Zona Trópico, San Ignacio, Sinaloa, México, a]; 15 de Mayo de 2018.- El quinto mes del año llegó y, con él, la temporada de la Pitahaya, exótica y deliciosa fruta que año con año es esperada por los sanignacenses y por personas que viven cerca de este municipio bañado por las aguas del río Piaxtla.

La pitahaya, fruta silvestre y muy tropical, que durante los meses de mayo y junio “inunda” las calles de la cabecera municipal, comienza a venderse en 150 pesos la cubetita de 4 kilos, debido a que a penas la temporada inicia, pero conforme avanzan los días, el precio disminuye a los 100 y hasta los 80 pesos.

Del corte y la venta de esta fruta de color rojo y sabor único, decenas de familias obtienen un empleo temporal, que ocasiona que sus ingresos económicos se vean mejorados, por lo que esperan la llegada de las pitahayas para auto emplearse.

La etimología de la palabra Sinaloa, está formada por dos vocablos que provienen de la lengua cahita: Sina, cuyo significado es pitahaya y, lóbola, que quiere decir redonda, por lo que se puede decir que el significado de nuestro estado, es considerado como tierra de pitahayas.

Las Pitahayas de San Ignacio de Loyola Pueblo Señorial Sinaloa, México, Mayo de 2018 (6)

Las personas adultas, hombres y mujeres, son los que a temprana hora, incluso cuando el sol apenas comienza a salir del horizonte, salen de sus casas rumbo a los lugares áridos donde se encuentran los grandes cactus en los que están las pitahayas, mientras que mujeres y niños son los que salen a las calles a vender las cubetitas.

“Cada año vengo a San Ignacio a comprar varias cubetitas de pitahayas, recuerdo cuando las comía cuando éramos pequeñas y la verdad que es una fruta deliciosa que bien vale la pena el comprarla al precio que las venden” indicó Rosario González, proveniente de Culiacán.

La temporada culmina con la presencia de la temporada de lluvias, que ocasiona que la fruta se termine, pero algunas personas deciden congelarlas para así poder disfrutarla durante varios meses más.

El gran esfuerzo detrás del corte de las Pitahayas de San Ignacio 

De esta manera, en el Pueblo Señorial de San Ignacio de Loyola, es común observar en las plazuelas o por las calles a estos vendedores de pitahayas, que se ganan la vida de una manera muy honrada y que contribuyen a la economía de sus familias.

No te pierdas de esta deliciosa experiencia…

107 total views, 4 views today

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.